jueves, febrero 24, 2005

22-Febrero-05

Otro día para señalar en el calendario.

A las 15:40 de este día estaba naciendo la criatura más linda que yo veía (y no es porque sea mi sobrina ni yo este generando demasiada oxitócina) sino que tambien lo dice todos los que vienen a visitar a mi hermana.

El día ya venía malo porque la noche así lo fue, toda una noche de dolores y llantos, acompañados por gritos medio en silencio para no alarmar demasiado. No tocaba todavía por lo que por la mañana sin esperar ni un momento se llamó al médico para que la viera en el hospital.
Ya no había marcha atrás para no hacer sufrir tanto se decide practicar cesarea. Para llegar a esta decisión se tuvo que esperar cerca de tres horas. Tres horas pasadas en una sala de espera en el sanatorio, teléfono en mano dando las noticias que se supiera a los más allegados (que no son pocos)
Nervios, angustia... todo lo que puede producir el típico estado cuando no sabes nada y no sabe lo que va a pasar.

Cerca de una hora después de decidir que la niña nacia, se forma un cuadro que a ninguno de nosotros se nos olvidará delante de la puerta que da acceso a quirófanos; mi padre, mi madre y yo (caer en la cuenta lo mayorcito que aquí somos ya todos (la mas chica yo ya con 24 años)) los tres juntos medio abrazados llamando a la matrona para que volviera la niña uqe acababa de nacer (lo primero que le vimos a la niña fue el culo to rosita to pequeñito) Una vez vuelta, cuando la matrona se percató de ello, solo se esccuchó medio gritos, medio risas, y medio llantos. Sí, allí los tres tontos se nos cayó de golpe la baba a la vez que sendos lagrimones cara abajo.

Se la llevaron a nido y nosotros derechos a la habitación que no estaba lejos. Una vez allí otro cuadro pa no olvidar, esta vez los tres abarazados ya con los nervios un poco relajados solo podiamos llorar y a la vez estar riendo, tal alegria nos invadía que no sabiamos muy bien ni que decir ni que hacer. Y en este punto es cuando las conversaciones se transforman y solo se puede hablar de la niña, que si es preciosa, que si es muy largita y muy grande (3kilo 170), que que rosita ha salido, que que cara tan linda y redondita... Y de repente nos dan el aviso que si queremos verla en nido por la ventana, ¿a que enfermera se le ocurre hacer esa pregunta a tres persona que tienen ese cuadro montado? Pues na los tres con prisas salimos de la habitacion y uno a uno tiene que asomarse a la ventana donde estan todos aquellas criaturas.
Fui la última en asomarme, lo vi que así era mejor, pero cuando me asome sin saber por qué me derrumbe sin sentido y allí medio sola fue cuando empecé a llorar y no podía parar. Era un mezcla entre alegria y tristeza, entre un vacio y la tranquilidad de que ya todo estaba bien que no pude aguantarlo mucho. Viendo mi padre que tardaba y que medio asomado se me veía se acercó a mi y me abrazo y él sabiendo que es mi orgullo me abracé a él y termine de llorar.

Le tocó el turno a mi hermana ya la traían para la habitación. Y la pobre mia venía todavía medio atonta por la anestesia y solo podía llamar a mi madre. La prefirieron anaestesiar entera ya que se puso muy nerviosa y ya ni respiraba bien, estaba sudando, y solo llamaba a mi madre... (Solo lo entiende quien conozca a mi hermana)
Pero ya al tranquilizarla y al rato se calmo y le trajeron a la niña todo cambio. Su cara lo decia todo y aquí vuelvo a repetir qe solo lo saben quien conocen a mi hermana.
Fue algo impresionante ver a mi nña y mi hermana las dos juntas, otro cuadro que no se me olvidan.

Ya al rato la habitación se lleno de gente los familiares y mi hermana con la niña en los brazos sin pensarlo empezó a presentarles a todos los que estabamos alrededor (mi hermana me buscó y fui la primera en ser presentada otra cosa que solo la entenderé yo) y al terminar ella me miro y me dijo "cogela" y de esta manera fui la primera en cogerla, ni siquiera el padre (que alli estaba en plan estatua). La sensación que es coger a una cosa tan pequeña (49cm) es increible, estaba asustada tenía miedo a hacerle daño, a no saber, pero allí estaba mi niña tan tranquila que ni se daba cuenta que habia cambiado de brazos. Y allí en mis brazos de repente decidió que ya era hora de abrir esos ojitos y aunque no ve, empezar a intentarlo. A la vez que ella abría sus ojos los mios se llenaban de lagrimas (soy de lo más llorón) y alguien dijo de darsela al padre y me la quitaron de las manos y yo me salí un poco de la habitación y llorar alli más tranquila abrazada a NGL que alli estaba y yo no me di ni cuenta, últimamente está muchoa mi lado y casi no lo veo, él me tiene toda la paciencia del mundo y no recibe mucho a cambio, siempre me tiene la mano cogida o esperando a que pueda cogerla y yo enotros mundos sin ser consciente lo que esta luchando por mi corazón.

Todas las horas seguidas a este momento no han sido muy diferentes. Siempre con gente en la habitación (un calor asqueroso) un venir y salir, entrar por mi casa lo justo para ducharnos un poco, sacar el perro (animalito esta todo el día solo) cambiarnos de ropa y volver al hospital con lo que por alli les hace falta.
Todo esto haasta que por fin para el fin de semana podamos estar aqí todos juntos ya por fin en mi casa.

Por cierto la niña, muy a mi pesar, se llamará Esperanza. Digo muy a mi pesar porque yo quería que se llamara o Minerva o Ángela. Pero Esperanza estará muy bien, si el nombre aunque es muy grande para una cosa tan chica realmente no tiene importancia será como ella quiera y el nombre no le supondrá nada.

5 Comments:

Blogger RTZ! said...

¡Enhorabuena! Y que toda las lágrimas sean siempre así: de emoción y de alegría :)

Muchos besos, tita martina :)

11:55 a. m.  
Blogger dragon negro said...

buff, vaya nervios, que estres, pero bueno, una historia preciosa y para recordar en reuniones futuras...

enhorabuena!!!!!!!

1:01 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Yo también conozco esas reacciones de esa hermana-madre... y no paro de imaginarlas en mi cabeza. Además de eso considero mucho mas emotivo las lágrimas que caian de un rostro como el tuyo, un rostro que ha sufrido demasiado y que por fin cambia tristeza por alegria, dolor por calma, ya te lo merecias martina, ya era hora.
Yo también he llorado al leer todo eso... mucho... no se por qué, quizas porque a lo mejor yo podria haber sido esa persona que esperaba fuera a que tu salieras a darle la mano, que estuviera a tu lado, y no lo he sido (larga historia...)
Me alegro que tengas a alguien que esta a tu lado y que tus lagrimas, esta vez, sean de alegria.
Firmo como anonimo, pero seguro que tu y solo tu sabes quien soy bichito...

4:59 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

soy el mismo anonymous del mensaje anteriorHay veces que ves el final muy cerca, y veces que el final está tan lejos que no puedes sino imagir como seria. Empecé algo que no se como acabar, algo que me ha absorvido y me ha convertido en parte de una maraña de sentimientos y actuaciones que ni siquiera yo controlo, algo que me hace perderme a mi mismo y ser quien no soy, hacer lo que no quiero hacer y sentir lo que no siento realmente.
Preguntaras, ¿por qué digo todo esto?... verás, el leer este relato me ha hecho llorar, llorar mucho, quizás por el pasado con todo lo que conlleva, quizás por descubrir que hay quien comparte contigo tu alegria, quizás por sentir lo que hacia tiempo que no sentia... o quizás todo eso a la vez.
Quizás ahora que estoy empezando a querer encontrarme no puedo sino asumir que todo alli ha cambiado y llorar, de alegria por ti y tristeza por mi...

5:26 p. m.  
Blogger martmilgar said...

Gracias chicos, gracias a todos. Y no es por presumir mi niña es preciosa.

Brujo espero verte por aqui mas me gusta que entres aunque sea con anonimos.
Solo decirte que sepas que estoy a tu lado y que cuentes siempre conmigo, que sigue sin haber nadie a mi lado porque mi corazon todavia te espera y nadie especial puede ocuparlo sino eres tú.
Lo que mas desearia es que no estuvieras en esa maraña y pudieras ser feliz, se que si de verdad quisieras ya lo habias abandonado todo pero tu corazon todavia esta alli. Intenta ser feliz y si necesitas ayuda aqui tienes mi mano.

11:09 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home