sábado, agosto 06, 2005

Baile de disfraces

Se supone que siempe voy con las manos muy sueltas, pero no es verdad.
Mi mano va cogida de todos mis disfraces, de todos los escudos que he ido creando para no dar a ver la fragilidad de mi ser.

Tengo la fama de ser de lo más extrovertida, ser abierta y adaptarme a cualquier situación o persona.
Pero la verdad es que sólo son años de observar el juego desde fuera. Ver actuar a la gente, entrenarme para esa adpatación, ver lo que se exigía de mi,... pero con el claro objetivo de evitar el dolor y el sufrimiento que siento que puedo pasar en el momento que conozcan mis puntos débiles.

Aparento ser positiva, fuerte y alegre. Cuando alguna personas se enteraron que pasé y salgo de una depresión de las serías no se lo creen y escucho frases como:" Tú?, tal como eres? es imposible que hayas estado tanto tiempo mal"
Pues sí.
Pero mis mascaras me ayudaron a esconderme. Mis disfraces mataron esa debilidad y nadie pudo ver lo que realmente guardaba en el fondo de mi corazón.

Ahora ya estoy cansada de tantos disfraces. Es como un armario lleno de ropa, que después deponertela tantas veces ya te canss y no te gusta nada de lo que esta colgado.

No quiero seguir disfrazandome, siempre seré un niña y siempre estará jugando pero no quiero estar escondida más tiempo y menos por miedo a sacar que soy muy débil y frágil. Si tengo que sufrir de nuevo lo volveré a pasar, pero quiero ser yo quiero ser fuerte siendo yo.

Con mis máscaras y disfraces puedo ponerlos en ventas y en el escaparate poner un letrero enorme que diga "se regalan junto al manual de uso"
O también puedo encerrarlos todos juntos y hacer mi propio museo. Cada uno será una sección diferente.

3 Comments:

Blogger Ammalur said...

sabes que hacer con esos disfraces?
QUEMALOS!!!!!!!!! de verdad, creeme, los disfraces no sirven de nada. es algo que alguien me intentó enseñar hace muchos años, que luego otra persona importante también me quiso enseñar, pero que solo la soledad te enseña.
Las personas que te ayudan a quemar disfraces y a llorar, son las que les importas, y por eso, les debes hacer caso.
No te escondas, la vida es asi, pero lo importante es respirar y oler lo que se te ofrece aunque solo sea el mero hecho de respirar.
1besazo

5:18 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

El comentario anterior fue bastante acertado, pero yo no quemaba los disfraces, solo los guardaba, ya que siempre te encontraras gente muy cafre en la vida a la que es mejor no revelarles nada de ti, y te tendras que poner alguno.

Tu compañero de la playa

9:30 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Sigues por aquí? Cuánto tiempo!!
www.czycosmos.tk

6:17 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home